Evolución de los nuevos dominios gTLDs

Evolución de los nuevos dominios gTLDs

ngtlds

Hace dos años empezó el lanzamiento de los nuevos dominios gTLDs, vamos a ver la evolución que estos han tenido en este tiempo.

Origen de los nuevos dominios gTLDs

El lanzamiento de los nuevos dominios genéricos de nivel superior empezó en el 2014 siendo uno de los cambios más notables en el espacio DNS.

En los primeros 3 meses de funcionamiento estos nuevos dominios se multiplicaron por 5. Así, desde el comienzo los nuevos dominios gTLDs se empezaron a expandir y es que pocos meses después de su lanzamiento ya había más de un millar de ellos.

Con su lanzamiento y ante las circunstancias de seguridad y conflictos entre marcas que estos dominios trajeron consigo, la ICANN, Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, se vio obligada a desarrollar nuevas políticas para los nuevos gTLDs.

Este trabajo que daría origen a los nuevos dominios que encontramos en la actualidad inició en el 2005 partiendo de dos tests que se habían realizado en los años 2000 y 2003. Por medio de estas pruebas iniciales, en las cuales se pusieron en funcionamiento dominios como .aero o .asia, se empezó a desarrollar el proyecto que daría nacimiento a los nuevos dominios gTLDs.

En la evolución de este proyecto hay varias fechas y hechos que se han de tener en cuenta:

En el 2008 se da la aprobación a diferentes criterios, así como recomendaciones importantes, que servirían para la implementación de los nuevos dominios. Estos criterios se consolidarían en el 2011, presentándose en la guía conocida como Applicant Guidebook y es que es ésta en la que se especificaron los pasos, los acuerdos legales, documentación, así como acuerdos financieros que requirió la implementación de estos dominios.

Durante el 2012 se abrió el camino para realizar la solicitud de estos dominios, recibiéndose cerca de 2000 solicitudes.

Para inicios del 2013 se da conocimiento de la evaluación inicial y se pone en funcionamiento el Trademark Clearinghouse. Por medio de ella los propietarios de las marcas empezaron a incluirlas en una base de datos centralizada. Esto se dio antes de realizar el lanzamiento de los nuevos dominios gTLDs y también se realizaron durante su lanzamiento con el fin de ayudar a las empresa a protegerse de amenazas.

Fue entonces, a finales de febrero de 2014 cuando se pusieron en marcha estos nuevos dominios, comenzando con un número de registros superior a los 400 y en pocos meses se habían superado los mil.

Desarrollo, actualidad y problemas

La popularidad de los nuevos dominios gTLDs es innegable y es que desde su lanzamiento los números de registros se han incrementado en gran medida. Aún así, es muy importante dejar claro que con su uso también se han incrementado los problemas y las amenazas para las marcas.

Uno de los principales problemas ha sido la colisión de dominios y es que las empresas al usar dentro de su servidor DNS un dominio interno pueden tener este conflicto si se llega a registrar un nuevo dominio gTDL igual. En esta situación, si un empleado solicita al servidor este dominio y si se presenta una configuración interna especial puede que esta consulta se filtre a Internet al pretender solo usar la IP de la red interna.

Así, se han presentado algunos casos de colisión de dominios, apuntando con la búsqueda a lugares equivocados que ponen en riesgo la seguridad de las empresas.

La colisión de los nuevos dominios gTLDs hace que las consultas se filtren desde redes privadas al DNS global y ello ha traído muchas consecuencias. Pero ante esta situación el ICANN realizó una completa monitorización con la cual se pudo identificar aquellas consultas que eran más susceptibles de ser filtradas.

Realizado este análisis se presentaron varias peticiones de nuevos dominios no válidos y es que se les consideró como fuentes de colisión que presentan un alto riesgo. Algunas de ellas fueron el .lan o el .home.

¿Y el Cibersquatting?

Si bien este fenómeno no es algo nuevo, lo que sí ha quedado claro en estos primeros dos años en los que han estado presentes los nuevos dominios gTLDs es que han crecido en gran medida y se ha llegado a presentar como un grave problema para las compañías, que tanto buscan darle protección a sus marcas.

Pero, qué es este fenómeno. Pues es la situación en la cual se registran dominios en los que se incluyen nombres de marcas reconocidas o de empresas existentes y se hace con la intención de sacar provecho de ello o de extorsionar a sus propietarios.

Con estos nuevos dominios la realización de esta práctica se aumentó y de ahí se volvió tan importante que las empresas, negocios y marcas buscarán, conocieran e hicieran uso de los sistemas para proteger los derechos de prioridad de los registros.

Para esta situación la ICANN presenta diferentes procedimientos que ayudan en gran medida a solucionar las infracciones de derechos de marca.

Finalmente, para hablar de la evolución de los nuevos dominios gTLDs no podemos dejar de dar algunas cifras que evidencian la popularidad de éstos. Para inicios del 2014 la ICANN nos dio a conocer el gran crecimiento que estos dominios tuvieron en poco más de un año y es que a nivel mundial se registraron más de 9 millones de nombres de dominio con los nuevos gTLDs.

Además, debemos considerar que hoy se maneja una red de distribución con más de 200 registradores a nivel global y es que gracias a su labor, la aceptación de los nuevos dominios ha sido posible en tan poco tiempo.

Para concluir, es esencial comprender que hoy por hoy estos nuevos dominios son considerados un componente de gran relevancia dentro del branding de las empresas y dentro de sus estrategias de marketing y es que con ellos les resulta más fácil y efectivo hacer conexión con su público objetivo.

Así, las empresas con la ayuda de estos nuevos gTLDs pueden tener nombres de dominio que se relacionan con su marca, con su producto, con su industria o con su labor.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0